Ritual de Luna Llena para crear un amuleto para la salud


Lo único que debemos destacar de este ritual es que se puede hacer en cualquier momento del año. Pero que debe hacerse de noche y en la primera noche de Luna Llena. No es un ritual complejo, pero al crear un amuleto, debemos estar seguros de poder estar en un sitio en el que concentrarnos y poder conseguir un objeto personal que podamos convertir en este amuleto.

Materiales para el ritual para crear un amuleto

Los materiales que vamos a necesitar para crear este amuleto son los siguientes:

Objeto personal que vamos a usar como amuleto: puede ser cualquier objeto, desde un anillo a cualquier elemento que nos guste y que le tengamos un aprecio personal. Debemos tener en cuenta que deberemos llevarlo siempre con nosotros.
Una vela de color blanco
Agua
Plato o cuenco
Una vez vistos los elementos que vamos a necesitar, es momento de ver los pasos que debemos seguir para llevar a cabo este ritual.

Pasos para el ritual para crear un amuleto

Debemos colocarnos en una habitación en la que nos sintamos cómodos y en la que nos podamos concentrar sin que nadie nos moleste. Es importante poder realizar este ritual con tranquilidad, pues necesitaremos concentración para poder pasar las energías al amuleto.

Una vez hayamos seleccionado el sitio y durante la noche de Luna Llena, vamos a empezar por encender la vela de color blanco. Esta vela es la que nos limpiará la habitación y el amuleto de malas energías o de energías negativas. Necesitamos que todo esté perfectamente limpio para que el amuleto coja las energías necesarias para protegernos.

Después de prender la vela, es momento de coger el objeto que vamos a convertir en amuleto y debemos guardarlo entre las manos. Este es un paso de lo más importante. Cerramos los ojos y visualizamos como le pasamos nuestras energías al objeto. No importa el tiempo que tardes en conseguir esta visualización, es la parte más importante. Dedica el tiempo que sea necesario en ello.

Cuando hayamos conseguido esta visualización, es momento de poner el objeto en el cuenco o en el plato. Lo llenamos de agua. Lo dejamos a la luz de la Luna por una noche. No hace falta que esté fuera. La luz le puede llegar a través de la ventana. Debemos dejarlo así toda la noche.

Al día siguiente, es momento de vaciar el cuenco y recuperar el objeto que tendremos ahora como amuleto. Es importante que lo llevemos siempre encima para conseguir esta protección para la salud.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO