Guía práctica para usar las pirámides



Muchas civilizaciones alrededor del mundo han edificado pirámides desde hace miles de años.  Un ejemplo de ello lo tenemos en Egipto, México y Perú. 

Sin embargo, nos preguntamos ¿En qué radica esa extraña fascinación que tienen los seres humanos por las pirámides?  Acaso  emanan algún tipo de poder que nos beneficia?  

Desde el punto de vista esotérico, las pirámides pueden atraer energía, aumentar la vitalidad, combatir malas vibraciones, atraer prosperidad, mejorar la salud o hasta fortalecer la vida espiritual. Sin embargo, es necesario seleccionar el material y el coloradecuado de la pirámide para potenciar sus beneficios.

Tipos de material

Se presenta a continuación las clases de materiales recomendadas para diferentes aplicaciones con las pirámides.

Cristal: Es un gran receptor de energía y una de las más eficaces en la curación.

Cobre: Capta energías negativas y las convierte en positivas. Limpia ambientes concurridos.

Madera:   Favorece   la   meditación,  la relajación y se emplea para energizar plantas.

Oro: Usada como dije a la altura del corazón crea una especie de energía positiva, actúa como un escudo protector.

Cartón o Cartulina: Es una pirámide multiusos, sirve para cicatrizar heridas, meditar o dormir. Aluminio: Es adecuada para desarrollar la percepción extrasensorial y la concentración.

Latón: Tiene efectos semejantes a los del aluminio. Además facilita la aceptación y adaptación. Acrílico: Tiene diversas aplicaciones en la vida diaria, como energizar agua, flores o frutas. Cera:   Se  puede  prender  para combatir malas energías en un ambiente y atraer buena suerte.

Zodiacal: Si se fabrica con la piedra que representa cada signo produce grandes beneficios.

Color adecuado

Con respecto a las propiedades de los colores aplicados en las pirámides, se puede indicar lo siguiente:

Rojo: Se asocia con la fluidez, la salud y la vitalidad.

Naranja: Favorece la acción, la alegría y la fortaleza física.   

Amarillo: Estimula la creatividad, potencia la memoria, evita el miedo.

Azul: Crea estados de paz, entendimiento, ánimo, intuición y pureza.

Violeta: Da poder, inspiración y habilidad para orientar.

Rosado: Evita el estrés, induce al sueño y motiva la ternura

Blanco: Color que representa la pureza y puede potenciar el efecto de otras tonalidades.

Marrón: Tono de la fertilidad que nos acerca a la madre tierra y se asocia con la abundancia y el progreso.

Verde: Motiva el equilibrio, el crecimiento personal y la unión con la naturaleza.

Recomendación

Es necesario tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para poder realizar rituales sencillos y efectivos con las pirámides:

No dejar las pirámides cerca o sobre los electrodomésticos, ya que hace que su valor energético y curativo se pierdan.

Ubicar, con la ayuda de una brújula, la pirámide con una de sus caras hacia el Norte.

Verificar que tipo de sensación tiene al usar las pirámides especialmente en cuestiones de salud.  Si se tiene una sensación de frío o calor, esto significa que está haciendo efecto, pero si por el contrario, se tiene náuseas o malestar general, es prudente suspender el ejercicio y hacerlo otro día.

Las pirámides no funcionan

Si quiere hacerle daño a los demás.
Si no hace un correcto manejo de la energía universal.        
Si no está claro en lo que se desea.

Fuente: http://www.consultorioesoterico.com/guia_practica_para_usar_las_piramides.html
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO