Predicciones astrológicas 2011: un año de cambios profundos.



El 2011 será un año muy fuerte y movido, por lo que habrá que estar bien centrado para transitarlo con serenidad.

Los fuertes cambios que se vienen dando con el tránsito de Plutón en Capricornio y que representa la destrucción y transformación de los viejos modelos de organización social, así como el ingreso de Urano a Aries, planeta transgresor, revolucionario, dieron comienzo a un proceso de cambios en lo colectivo que se dan por momentos de modo brusco y repentino. A esto se sumó a mediados del 2010 la oposición entre los dos planetas que conforman las estructuras sociales, Júpiter y Saturno, que suelen representar períodos de inestabilidad y crisis.

El ingreso de Júpiter y Urano a Aries encendió el fuego idealista y libertario de Aries, que es el signo que abre el camino y da batalla. Saturno continuará este año en Libra, signo de la balanza. En los primeros meses del año estará opuesto a Júpiter, indicando un tiempo de crisis y necesidad de resolver conflictos. Ubicado en el signo de su exaltación impondrá su sentido de la justicia y orden.

La oposición de Júpiter con Saturno se siente como un período de inestabilidad y tensión en lo social, que puede llevar a un cambio positivo. Esta oposición volverá a sentirse con fuerza a finales de marzo y la primera quincena de abril, para comenzar a alejarse a partir de mayo del 2011.

El mes de abril del 2011 será especialmente fuerte cuando el 3 de abril ingrese Marte al signo de Aries hasta los primeros días de mayo. Si bien Júpiter y Saturno dejarán de estar opuestos a mitad del 2011, las cuadraturas (aspectos tensos) de Saturno-Plutón, Urano-Plutón que involucran planetas más lentos y colectivos, señalan un tiempo de rupturas y sucesos muy intensos que generarán cambios de fondo a nivel mundial.

Todos estos aspectos planetarios están en signos cardinales o impulsivos por lo que los acontecimientos son muy dinámicos, sorpresivos y de corta duración. El ritmo cardinal está orientado a resolver las crisis mediante la acción por eso son iniciadores.

Saturno que está involucrado en estos aspectos fue llamado por los árabes el látigo del destino pero también es conocido como el plomo que se transforma en oro.

Representando pruebas, tribulaciones, carencias, deberes y responsabilidades. Este año en su paso por el signo de Libra, visitará el segundo y tercer decanato de este signo. Es decir los nacidos a partir del 10 de octubre en adelante tendrán que ser más realistas y pacientes.

Los nacidos en el segundo y tercer decanato de Aries, Cáncer y Capricornio también sentirán los rigores de Saturno juntamente con otras influencias. Aries lo tendrá en el signo opuesto; Cáncer y Capricornio en cuadratura.

Los nacidos en el primer decanato de estos signos ya lo vivenciaron durante el 2010. El que estará más exultante será Aries que será visitado por Júpiter, el gran benéfico.

Otro cambio significativo en el año es el ingreso de Neptuno, planeta colectivo, al signo de Piscis. Este planeta hacía más de siglo y medio que no visitaba este signo. Neptuno, planeta de la espiritualidad, de las cosas sutiles e intangibles, ingresará a su domicilio, el signo de Piscis a partir del 4 de abril del 2011.

Como es muy lento en su caminar por el zodíaco hasta agosto estará en el primer grado del signo para volver retrogradando a los últimos grados de Acuario hasta febrero del 2012 para a retornar y quedarse en Piscis. P

iscis es un signo de agua, el agua como elemento está asociada al mundo de los sentimientos y la realidad psíquica. Neptuno es el planeta que nos hace experimentar la unidad de la vida, la íntima conexión con lo divino. Neptuno rige las imágenes, los sueños, las manifestaciones artísticas. Esto también marca un tiempo diferente en lo colectivo.Neptuno en Piscis estará en sintonía con los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis, que en los próximos años sentirán su influencia armónica.

Durante los primeros seis meses del 2011 los signos de fuego, Aries, Leo y Sagitario serán revitalizados por la benéfica influencia de Júpiter que volverá a Aries durante ese período. Podrán autoafirmarse y sentirse más libres.Júpiter, planeta social, rige el principio de expansión para la astrología, es el gran benefactor y se lo considera una influencia muy positiva cuando transita un signo.

Representa la confianza en la vida, los ideales, las fuerzas de crecimiento, la prosperidad y la suerte. Es el planeta asociado a la sabiduría, a la esperanza, a las convicciones.

A partir del 5 de junio del 2011 ingresará a Tauro para el beneplácito de los signos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) que vivirán un clima más expansivo y favorable el resto del año.


FUENTE: Cometa Azul



1 comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO