2011 un año cuatro: Análisis previo al horóscopo del año.



Fuente: Susana Colucci

Dos mil once es un año cuatro, deducción que resulta de sumar 2+0+1+1. El cuatro es considerado el número cuaternario con el que se definen los elementos vitales Agua, Fuego, Tierra y Aire, las fases de la luna, las estaciones, las horas angulares amanecer, mediodía, atardecer y medianoche… Según Platón en el ternario (3) se genera la idea y el cuaternario se realiza.

El año que está por terminar es un año tres, podríamos decir entonces que el 2011 será para manifestar todo lo que hayamos pensado hacer.
Pero según el I Ching un año cuatro es un año en el que habrá que evaluar si lo mejor será hacer las cosas sin que los demás se den cuenta, disimuladamente, como la semilla que crece debajo de la tierra de forma oculta, ella se manifiesta pero nadie la ve.

También nos dice que estemos pendientes de lo que hagamos, porque habrá mas riesgo que normalmente de vivir con la conciencia nublada, de ignorar lo que pasa alrededor, de ser torpe, de actuar con inmadurez o de perderse los comienzos de otros porque no los ves.

Dice que si tratas hasta tres veces de conseguir una respuesta y aún sigue la confusión mejor mantenerte en silencio o no seguir buscando, porque podrías fastidiar con la repetición.
El signo zodiacal que se asocia con el cuatro es Cáncer... lo que no deja de ser interesante porque también habla de silencio, de lo que se hace en secreto.

Cáncer es el signo del cangrejo, simpático animal que dentro de una dura coraza tiene un interior delicado y frágil. Su naturaleza lo impele a resguardarse cuando advierte la menor señal de peligro y no lo piensa dos veces si tiene que retroceder a fin de defender su vida. En el opuesto está dotado de una magnífica pinza que le permite atacar sin conmiseración cuando no le queda más remedio que protegerse.

En la historia de Hércules, Cáncer se asocia con la captura de la Cierva de oro, cuya propiedad era disputada entre Artemisa el hada que habita en Luna y Diana, la cazadora de los cielos, hija de Sol. En el cuarto trabajo Hércules tuvo, de entre varias voces, que identificar cuál debía seguir, desarrollando el poder de elección. En la búsqueda de la Cierva se dio cuenta como las voces de ambas doncellas desviaban sus pasos y solo cuando escuchó con perseverancia su voz interior, logró su objetivo y guardó su trofeo en el lugar sagrado cerca del corazón, indicando que es ahí donde deben buscar los hijos de lo hombres cuando van a tomar una decisión.
Cáncer es el signo de la familia, de las razas, de la patria, de la unión familiar.

Un año para poner atención a la sensibilidad y receptividad, para vivir los sentimientos y las emociones con intensidad y para desarrollar el disfrute de las sensaciones y las cosas desconocidas. Para disfrutar de la vida doméstica, de la imaginación y la fantasía, para ser afectuosos y sociables.
Para imaginar el futuro y revivir los hechos del pasado como si estuvieran ocurriendo, lo que ayuda a hacerlos realidad si eso es lo que queremos. Luna y su simbología pueden ser un arquetipo para pedir ayuda al momento de necesitar respuestas. Tomará relevancia el seguimiento de sus fases.

Cáncer es el signo del instinto, y convendrá sublimar este atributo hasta transformarlo en intuición, que cómo la Gama de oro, reside dentro de nosotros.

Por medio de la intuición puedes lograr ver la verdad en cada situación y seleccionar con tus decisiones el mejor camino que Dios te pensó.

2 comentarios

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO