La dieta de las uvas



La dieta de las uvas es una de las dietas o curas con más beneficios ya que podemos aprovechar la oportunidad de perder peso y a la vez eliminar toxinas. La dieta de las uvas aporta todos los beneficios de la piel de la uva de gran efecto antioxidante.

Base de la dieta de las uvas:

La dieta de las uvas es una monodieta que consiste en tomar sólo uvas (de 1.5 a 3 Kg. en cinco tomas repartidas a lo largo del día) y zumo de uvas.
Su finalidad es producir una depuración de toxinas en nuestro organismo.

Duración de la dieta de las uvas:

Hay personas que lo hacen de forma puntual durante un día pero si realmente queremos notar los efectos se aconseja hacer la dieta durante un período comprendido entre tres y cinco días.
Destinatarios de la dieta de las uvas
Su alto contenido en Potasio la hace excelente para enfermos cardíacos, personas que toman diuréticos químicos o que toman regularmente laxantes.
Ayuda pues a la eliminación de retención de líquidos favoreciendo que nos desaparezca la sensación de pesadez y la hinchazón.
La piel de la uva contiene taninos, antioxidante natural, y sustancias con una acción estimulante de la circulación venosa que contribuyen a mejorar la oxigenación de todas las células del cuerpo.
La uva contiene un tipo especial de glucosa que limpia el Hígado facilitando su función de drenaje de las toxinas.
Por se efecto depurativo favorece el buen estado de la piel.

Ventajas de la dieta de las uvas:

Es una dieta que por su gran aporte energético nos permite seguir con nuestro trabajo habitual ya que, gracias a su gran efecto remineralizante y antioxidante, combate la fatiga aunque realmente lo ideal sería hacer coincidir la dieta con unos días de descanso o con el fin de semana.

Inconvenientes de la dieta de las uvas:

Es una dieta no recomendada para los diabéticos por su contenido en hidratos de rápida absorción.
Otro inconveniente es el hecho de ser la uva una fruta que no se encuentra todo el año.

Observaciones de la dieta de las uvas:

Es importante lavar bien las uvas y comerlas con piel ya que allí están la mayoría de sus propiedades. Masticándolas bien nos sentiremos más saciados y aumentaremos su digestibilidad.
El beber abundante zumo de uva nos ayuda a potenciar el efecto diurético.
Es una dieta ideal para hacer los primeros días del Otoño ya que así limpiamos nuestro organismo para prepararlo bien y afrontar mejor el Invierno (muchas personas observan que se resfrían menos).
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa.

Fuente: medicina bioenergetica grupos yahoo
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO