EL CONTROL MENTAL ES UN MÉTODO IDEADO PARA PRODUCIR CAMBIOS EN NUESTRA REALIDAD.



El mismo está compuesto por una serie de principios y técnicas que nos permiten tener una nueva actitud ante la vida y los problemas.

Hablar en estas épocas de un tema como el del Control Mental y la autoestima puede resultar chocante para algunas personas. Corren tiempos en los que regodearse en la desgracia propia y ajena casi se ha puesto de moda.

Muchas personas se sienten culpables de desear sentirse bien, como si el deseo y el disfrute de la vida se hubieran vuelto un lujo extrahumano. Es como si la humanidad tuviera vedado el acceso a disfrutar de ciertos momentos de felicidad y de la construcción de un futuro mejor.

Lo que muchas personas ignoran es que el futuro es algo que se construye. Y que si uno no se ocupa de imaginar cómo quisiera que ese futuro sea, y lo deja librado a los avatares de la economía, a lo que opina la mayoría, a lo que dictan las modas, etc.; las consecuencias son la frustración, el desgano, la desmotivación y la queja por todo lo que nos ocurre.

Una de las cosas que sucede es que siempre es más fácil echarle la culpa a los demás de las cosas que nos pasan. Evitamos hasta donde podemos el hacernos responsables de nuestra vida.

Esto por un lado produce cierta seguridad (ficticia) pues siempre los otros son los culpables. Lo que no comprendemos es que de esta manera son siempre los otros los que tienen EL PODER. Y lo tienen porque nosotros se los estamos regalando justamente con esa actitud de no hacernos cargo de la parte de responsabilidad que nos toca sobre todo lo que nos sucede en esta vida. Es muy importante que puedas comprender esto que trato de decirte: si los otros son los únicos culpables y nosotros sólo somos pobres víctimas de las situaciones que nos tocan vivir, estamos diciendo que sólo podremos mejorar en algún sentido de la vida si "LOS OTROS" nos dan permiso ,pues sólo de ellos depende.

ECHAR CULPAS = REGALAR PODER

Visto de esta manera, el culpar ya no es algo muy deseable, lo único que logramos con ello es seguir regalando nuestro poder personal. A través del Control Mental y algunos temas de autoestima que vamos a tratar , iremos dando herramientas para ir recuperando nuestro poder. Otro de los motivos que nos hacen estar en un estado de desgano e incertidumbre, como decía antes, es la creencia de que no hay futuro o si lo hay este va a ser terrible. Sólo vemos oscuridad, y esto es ratificado por el gran acuerdo social que nos otorga la razón en creer en ello. Encendemos la radio, la televisión o leemos un periódico y encontramos más de lo mismo. Sólo se resaltan las malas noticias, que han pasado a ser las únicas que merecen propagarse. Y si alguien decide concentrar su mente en lo bueno que sucede en el mundo, se le llama "negador de la realidad". Pero ¿cuál es la realidad?

La realidad siempre va a ser la que uno cree que es. Las cosas, los acontecimientos pasan y no son ni una cosa ni la otra, cada uno de nosotros con sus creencias , o sea con ese filtro particular que tenemos vamos eligiendo consciente o inconscientemente lo que queremos creer. Una de las claves fundamentales para comenzar a cambiar nuestra actitud ante la vida es precisamente cambiar las creencias. Son nuestras creencias las que nos salvan o las que nos condenan. Las creencias son sólo pensamientos y los pensamientos se pueden cambiar. Cambiando nuestras creencias cambia nuestra vida. Si la mayoría de nuestras creencias se basan en que no hay salida, esto produce un círculo vicioso.

Es así como aceptamos que nuestra realidad es negativa, esto sólo puede generarnos pensamientos negativos con sus consecuencias físicas, mentales y espirituales como la depresión, el malestar, el mal humor, la desmotivación, la angustia y tantos otros estados más que abundan en estas épocas. Por supuesto que al padecer estos problemas, lo que logramos es creer que nuestra realidad es altamente negativa. De esta manera, a través de una realimentación entramos a un círculo vicioso donde estaremos cada vez peor, más alejados de ver una salida a nuestros problemas. Así es como caemos a un abismo negro donde cada día que pasa estamos peor y peor. Nuestro lema en Control Mental es totalmente lo contrario: Cada día que pasa estoy mejor, mejor y mejor". Repitiendo esta afirmación varias veces al día, como aprenderemos a lo largo del curso, vamos cambiando nuestra creencia sobre la realidad.

Lo que debemos comprender es un principio del mentalismo que dice que lo semejante atrae a lo semejante. Esta ley del mentalismo se cumple inexorablemente. No podemos pretender que nuestra realidad sea positiva si nuestros pensamientos son de derrota.

El pensamiento, la imagen mental es como un imán que atrae su propio contenido.

UNA MENTE POSITIVA PRODUCE REALIDADES POSITIVAS

UNA MENTE NEGATIVA ATRAE REALIDADES NEGATIVAS

En pocas palabras, lo que aprendemos con el Control Mental es a hacer que nuestra mente trabaje para nosotros en positivo, para poder así construir el futuro que deseamos y adueñarnos así de nuestro PODER PERSONAL.

¿Qué es la Autoestima?

La calidad de vida personal está notablemente influenciada por la forma como cada persona se percibe y se valora a sí misma. Esta valoración que cada individuo hace de sí mismo es lo que en la literatura científica se conoce con el nombre de autoestima. La palabra autoestima está compuesta por dos conceptos, el de "auto" que alude a la persona en sí y por sí misma y "estima" que alude a la valoración, por lo tanto podemos definir la autoestima como la valoración que una persona hace de sí misma. Cuando la valoración que hacemos de nosotros mismos es beneficiosa para nuestra calidad de vida se puede decir que tenemos una autoestima positiva. mientras que si es perjudicial nos hallamos ante una autoestima negativa. La autoestima no es algo fijo ni inamovible, de hecho la autoestima puede cambiarse, es más se va formando a lo largo de nuestra vida. La mejora de la autoestima es posible actuando sobre los distintos aspectos que la componen. El proceso de mejora de la autoestima es un proceso de aprendizaje, en el que juegan un papel fundamental diversas claves, así como un trabajo continuo de crecimiento personal.

AUTOESTIMA POSITIVA

La autoestima positiva aporta un conjunto de efectos beneficiosos para nuestra salud y calidad de vida, que se manifiestan en el desarrollo de una personalidad más plena y una percepción más satisfactoria de la vida. Aumenta la capacidad de afrontar y superar las dificultades personales al enfrentarnos a los problemas con una actitud de confianza personal. Fomenta la capacidad de adquirir compromisos y por lo tanto de ser más responsables al no eludirlos por temor. Potencia la creatividad al aumentar la confianza en nuestras propias capacidades personales. Fundamenta la autonomía personal, al aumentar la confianza en nosotros mismos, tenemos más capacidad de fijar nuestras propias metas. Nos permite establecer relaciones sociales más igualitarias y satisfactorias, al ser más asertivos y enfrentarnos a los conflictos con actitud positiva.

AUTOESTIMA NEGATIVA

Cuando la autoestima es negativa, nuestra salud se resiente porque nos falta confianza en nosotros mismos para abordar los sucesivos retos que nos presenta la vida desde una perspectiva positiva y esto hace que nuestra calidad de vida no sea todo lo óptima que pudiera serlo. Al faltarnos confianza personal, disminuye nuestra capacidad para enfrentarnos a los múltiples problemas y conflictos que se nos presentan en la vida. La falta de confianza hace que evitemos los compromisos y por lo tanto abordemos nuevas responsabilidades, privándonos así de una mayor riqueza en nuestras experiencias vitales, o bien cuando afrontamos nuevos compromisos nos abruman las responsabilidades, siendo nuestro umbral de resistencia al conflicto más limitado. No contribuye a fomentar nuestra creatividad, puesto que no confiamos en nuestras capacidades personales. Al faltarnos autoconfianza, difícilmente nos fijamos metas y aspiraciones propias por lo que somos más vulnerables a actuar de acuerdo con lo que se espera de nosotros y no de acuerdo a nuestras propias decisiones. Las relaciones que establecemos con otras personas no son de igualdad, dado que nuestra falta de confianza nos impide abordar los conflictos personales desde una perspectiva igualitaria, adoptando muchas veces actitudes sumisas o bien agresivas.

LA AUTOESTIMA PUEDE CAMBIARSE

La autoestima no es algo estático sino que puede cambiarse y ser modificada a lo largo de nuestra vida. Para que sea potenciada es importante observar los factores que influyen en la formación de la misma porque, conociéndolos, estaremos en condiciones de modificarlos y corregir aquellos aspectos que limitan la confianza en nosotros mismos. La autoestima se forma a través de la observación y apreciación que cada persona hace de sí misma. También contribuyen las creencias que cada uno de nosotros tenemos acerca de la imagen que las demás personas tienen de nosotros. Cambiar la autoestima supone modificarla para aumentar la confianza en nuestras propias capacidades personales.

LA AUTOESTIMA SE VA FORMANDO A LO LARGO DE NUESTRA VIDA

El proceso de formación de la autoestima se inicia desde nuestras edades más tempranas y se continúa a lo largo de la edad adulta. En la formación de la autoestima influye el entorno familiar próximo y el contexto cultural en el que nos desarrollamos. Los modelos familiares se transmiten influyendo en su configuración no sólo la vinculación afectiva con el mundo adulto, sobre todo con el padre y la madre, sino también el mayor o menor aprecio que se hace de nuestro comportamiento y lo que se espera de nosotros por el hecho de ser mujeres u hombres. Desde pequeños, por el hecho de ser niñas o niños, interiorizamos una serie de creencias acerca de lo que se espera de nosotros, que vamos asumiendo y, al llegar a la edad adulta tendemos a reafirmar porque es lo que, por el hecho de ser mujer u hombre, se ha asumido como modelo cultural. Tanto los modelos familiares como los culturales conforman nuestra autoestima por eso es importante observarlos y revisarlos para tener conciencia de los modelos negativos que hemos interiorizado y así poder cambiarlos.

ASPECTOS QUE COMPONEN LA AUTOESTIMA

Modificar la autoestima para fomentarla y potenciarla positivamente, supone actuar sobre los diferentes componente de la misma: Componente cognitivo, supone actuar sobre "lo que pienso" para modificar nuestros pensamientos negativos e irracionales y sustituirlos por pensamientos positivos y racionales. Componente afectivo, implica actuar sobre "lo que siento", sobre las emociones y sentimientos que tenemos acerca de nosotros mismos. Componente conductual, supone actuar sobre "lo que hago", esto es, sobre el comportamiento, para modificar nuestros actos.

Los tres componentes están muy relacionados entre sí, de manera que actuando sobre uno de ellos, obtenemos efectos sobre los otros dos. Si modifico un pensamiento negativo acerca de mí mismo por otro positivo, seguramente me sentiré mejor conmigo mismo y este sentimiento de bienestar me impulsará a actuar, probablemente haciendo algo de lo que no me creía capaz.

ALGUNAS CLAVES PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

La autoestima puede ser mejorada a lo largo de nuestra vida, cuando tomamos conciencia de nosotros mismos y decidimos cambiar el modelo de pensamiento, sentimiento y conducta aprendidos. Cambiar este modelo supone: Aceptarnos tal y como somos, para ello hay que tomar conciencia de nosotros mismos cuestionándonos acerca de nuestra autovaloración y reflexionando sobre los modelos familiares y culturales que están influyendo en la opinión que tenemos de nosotros mismos.

Intentar cambiar los modelos negativos por otros positivos que fomenten nuestra autoestima. Controlar la crítica destructiva porque lo que pensamos tiende a cumplirse, es el "autocumplimiento de la profecía", sea positivo o negativo y por ello si nos mandamos permanentemente mensajes negativos, al interiorizarlos y creérnoslos acabamos actuando de tal forma que propiciamos su cumplimiento. Evitar compararnos con otras personas, puesto que cada persona somos única y singular no tiene ningún sentido hacerlo y, además, al compararnos siempre encontramos a alguien que a nuestros ojos es mejor o más feliz. A lo largo del curso, trataremos las diferentes maneras de trabajar con estos aspectos de nuestro autoestima. El secreto se encuentra en cambiar la programación de nuestro subconsciente. Allí es donde anidan las estructuras (creencias) que condicionan nuestra autoestima adulta.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO