GUÍA DE ACEITES, INCIENSOS Y SAHUMERIOS



Acíbar: Se emplea como sahumerio para purificar el ambiente y eliminar las cargas negativas.

Afrodisia: Estimula el apetito sexual. Se aconseja quemarlo en el dormitorio.

Almizcle: Ayuda a crear un ambiente armonioso y estable, eliminando tensiones negativas.

Ámbar: Aumenta el optimismo, incrementa la fuerza psíquica y el sexto sentido. También aumenta la autoridad.

Almizcle y Ámbar: es una mezcla especial que se utiliza para romper maleficios, hechicerías y rachas de mala suerte. Si la mezcla es pura y fuerte, puede emplearse para adquirir control sobre las demás personas).

Ángel: Atrae la buena suerte y protege de accidentes.

Atracción: Esta mezcla es altamente magnética y su usa para atraer a los espíritus angélicos. Atrae el amor, así como también el éxito comercial y el dinero.

Azahar: este aroma atrae la felicidad y aleja los pensamientos negativos.

Bendición del Hogar: Esta mezcla especial se quema para limpiar y purificar una casa de influencias negativas. De esta manera se la protege atrayendo la armonía al hogar.

Benjuí: Atrae buena suerte y protege contra accidentes. Se utiliza para purificar una casa, habitación, templo y utensilios sagrados.

Buena Suerte Espiritual: Favorece la clarividencia natural.

Caléndula: Es propicio para mantener una constante serenidad.

Canela: Atrae la buena suerte, en especial en el trabajo y los negocios. Es utilizado como purificador del altar antes de realizar un ritual, ya que propicia la meditación.

Clavel: Armoniza el ambiente.

Clavo: Favorece el buen ambiente hogareño.

Coco: Es otro de los inciensos que contribuye a la armonía y prosperidad del hogar. Debe ser quemado en el comedor de la casa.
Chanel: Colabora acelerando la memoria.

Diosa del Amor: Estimula los instintos amorosos. Infunde paz, armonía en confianza entre los enamorados.

Diosa Negra: Neutraliza la infidelidad.

Estoraque: Se utiliza para limpieza de casas, oficinas o negocios, ya que aleja los malos espíritus. La Iglesia católica ha aceptado este producto como sustituto del incienso clásico.

Eucalipto: Favorece la recuperación de la salud. Calma la agresividad. Ayuda a la energía psíquica.

Euforbio: Se emplea para romper hechizos, maleficios y maldiciones. Debe quemarse en c escasa cantidad, pues el polvo de euforbio es irritante a las vías respiratorias.

Flor de Azahar: Propicia el entendimiento amoroso y los noviazgos.

Flor de Pasión: Estimula el apetito sexual y los deseos amorosos (al igual que Afrodisia).

Frutilla: Combate la depresión generando positivismo.

Gálbano: Purifica y espiritualiza el ambiente.

Gardenia: Estimula los pensamientos y los sentimientos elevados, los ideales y lo místico. Se debe quemar cuando se necesita inspiración.

Geranio: Produce efectos tranquilizantes. Equilibra el sistema nervioso.

Glicina: Atrae la buena suerte. Especialmente se usa cuando de ganar un juicio se trata. Su fuerza es muy poderosa quemándolo a medianoche acompañado del ritual correspondiente para tener suerte en el azar o para ganar cualquier pleito.

Heliotropo: Fragancia muy potente para atraer a la mujer amada.

Hierba Mística: Brinda lucidez espiritual. Favorece la meditación, lo religioso y lo místico.

Incienso: Transforma lo negativo en positivo, alejando malos espíritus. Se emplea para limpiar ambientes cargados de negatividad y en las ceremonias religiosas.

Jazmín: Neutraliza la envidia, atrayendo suerte en la forma personal, profesional y comercial. Su utiliza para implorar por la buena suerte de la familia.
Lavanda: Devuelve la armonía del hogar. Calma los nervios y aumenta el optimismo. Si se quema todos los días evita las discusiones matrimoniales y familiares.

Lila: Atrae los buenos espíritus. Estimula los centros psíquicos, por lo cual se aconseja quemar para mejorar en los estudios y la práctica de las artes adivinatorias.

Limón: Abre caminos, ayuda a combatir los maleficios.

Loto: Favorece el amor y estimula lo sexual. Auspicioso para la salud y la vitalidad.

Madera de Oriente: Ayuda en el comienzo de nuevos proyectos. Es muy apropiado para la meditación, ya que esta fragancia crea un estado absoluto de misticismo.

Madera de Sándalo: Genera buena vibraciones psíquicas. Es equilibrador del sistema nervioso y de la mente. Al estimular los centros psíquicos, se recomienda quemarlo durante una sesión de tarot, de yoga o estudio, pero también debe quemarse en una casa cuando hay alguna persona enferma.

Madreselva: Disipa las tensiones tonificando los sistemas nervioso y psíquico. Suaviza el carácter.

Magnolia: Beneficia la intuición, así como el desarrollo psíquico y mental. Incita a la creatividad tanto artística, como musical y literaria.

Manzana: Es muy indicado para la salud, ya que provoca bienestar físico y psíquico.

Maya: Es una mezcla de incienso granulado hindú tipo místico o religioso. Su uso está indicado en ceremonias espirituales y de meditación, sobre todo cuando se pretende estar en equilibrio con la naturaleza.

Menta: Estimula los centros vitales. Favorece la respiración. Combate el agotamiento, la tristeza y la melancolía.

Miel: Atrae el dinero, la suerte y el amor.

Mimosa: Es un estimulador onírico que incrementa la sensibilidad y propicia los sueños oníricos, por lo tanto debe quemarse antes de irse a dormir.

Mirra: Es un incienso sagrado y purificador. Se emplea para romper maleficios y hechizos. Ayuda a la elevación mental. Se usa también para limpiezas de espíritus malignos.

Mirto: Equilibra el organismo y la psiquis incrementando el optimismo y alejando los malos pensamientos.

Muguet: Quemado regularmente, proporciona seguridad y prosperidad. Ayuda a curar las afecciones de los riñones y el lumbago. Beneficia los buenos sentimientos.
Musk: Coopera a refinar afectos y sentimientos. Estimula el amor y la amistad. Crea un estable y armonioso ambiente. Elimina tensiones negativas.

Nardo: Es tranquilizante del sistema nervioso y estimula el inconsciente para lograr sueños placenteros y reveladores. También beneficia la estabilidad en el plano económico.

Opium: Estimula la sensibilidad y atrae el amor.

Patchouli: Alimenta las energías positivas, levanta el ánimo. Brinda seguridad.

Pino: Atrae las buenas vibraciones psíquicas y a los espíritus protectores. Purifica los ambientes cargados de negatividad. Debe encenderse cuando hay enfermos dolientes para que los mismos se recuperen con prontitud.

Reina de la Noche: Potente afrodisíaco que actúa atrayendo hombres.

Romero: Atrae salud y fortuna. Purifica la casa. Es aconsejable quemarlo en la alcoba antes de acostarse.

Rosa: Propicia el amor y la buena salud. También incita a la generosidad. Otorga paz, tranquilidad y armonía conyugal.

Rosa Roja: Genera una fuerte atracción entre dos personas (sobre todo si se quema en polvo).

Ruda: Abre caminos. Aleja los males y la envidia

Sándalo: Limpia el ambiente alejando las influencias negativas. Purifica el alma. Atrae dinero, suerte y fortuna.

Siete Poderes: Incienso formado por los aromas de: Sándalo, Mirra, Almizcle, Incienso, Benjuí, Nardo y Jazmín.

Suerte Espiritual: Favorece la clarividencia natural, ayudando a desarrollar el sexto sentido.

Tilo: Distiende el cuerpo y la mente otorgando paz interior. Aleja los miedos.

Vainilla: Estimula la actividad física e intelectual. Incrementa las ambiciones y la fuerza de voluntad.

Ven a Mí: Atrae a la persona amada.

Venus: Se considera que es el más potente de los inciensos en polvo para el amor. Debe quemarse en poca cantidad, ya que hace muy apasionados a los presentes o a la pareja.

Vetiver: Aumenta la vitalidad, brinda coraje, desvanece la melancolía y aumenta el atractivo sexual en las mujeres.

Violeta: Otorga paz interior. Brinda armonía al hogar. Elimina los problemas que pudieren surgir en un matrimonio, facilitando la intelección en la pareja.

Zonka: Rompe maleficios y deshace los "trabajos", por muy fuertes que sean, que los demás han hecho contra uno.
1 comentario

Entradas populares de este blog

LILITH ( O LUNA NEGRA) EN LAS CASAS Y EN LOS SIGNOS :

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS y ADULTOS CRISTAL.

DON JUAN DEL VOLTEO